jueves, 12 de enero de 2017

VITRINA EN BLANCO



La pintura es un gran aliado a la hora de transformar nuestros muebles. Esta vitrina clásica ha quedado totalmente actualizada después de cubrirla con unas capas de esmalte blanco, quitarle las columnas doradas y cambiarle los pomos.





Quitamos las barras doradas y los pomos. Un par de manos de imprimación multiusos a todo el mueble incluido el espejo.



Dos manos de un esmalte acrílico blanco.


Unos pomos nuevos en forma de concha, sencillos pero elegantes,





El resultado una vitrina totalmente renovada de la que poder presumir y que aporta un toque  muy chic a esta entrada.



¡Feliz jueves!

jueves, 20 de octubre de 2016

TAQUILLÓN EN TURQUESA Y PLATA


La pintura es nuestro gran aliado cuando queremos dar un aire actual a un mueble clásico. El turquesa trasmite energía y alegría, y el plata equilibrio, la combinación de ambos tonos han convertido a este taquillón en una pieza muy personal. El blanco de los pomos le aporta luminosidad y frescura.


Limpiamos la superficie y quitamos herrajes y molduras.



Rellenamos los desperfectos con pasta de madera.



Reparamos las estructuras en mal estado.



Aplicamos dos manos de imprimación multiusos.




Dos capas de pintura turquesa y un acabado con pátina blanca muy ligero.

  



Y dos manos de pintura plata.



Forramos los cajones con papel pintado en tonos grises y amarillos.





Colocamos las molduras.




 

Y por último los pomos.


Bonito, ¿verdad? Lo mejor de todo, que se ha convertido en una pieza única y exclusiva

¡Feliz jueves!

lunes, 3 de octubre de 2016

RESTAURAR Y TAPIZAR UNA SILLA



Restaurar esta silla fue un proceso largo pero como siempre el resultado final mereció el esfuerzo. Recuperar muebles antiguos tiene un valor especial y sobre todo cuando han pertenecido a seres queridos, es un modo de tener un pedacito de esa persona con nosotros y de conmemorar su memoria.



Comenzamos quitando todo el tapizado que se encontraba en bastante mal estado.










Limpiamos bien  los muelles, no estaban rotos, tan solo oxidados por la humedad.


Decapamos la madera , neutralizamos el producto y terminamos el proceso con cera.



Sustituimos algunas piezas que afectaban su estabilidad.




Pegamos con cola todas las piezas que fue necesario, con la ayuda de presillas y cuerdas.








 

Colocamos cinchas nuevas y cosimos los muelles.








Una espuma de densidad media y un revestimiento para proteger.







Finalmente la tela. Unos botones en el respaldo y un cordoncillo alrededor.


 


 Una transformación laboriosa con un resultado óptimo, ¿Qué os parece?


 





¡Feliz lunes!