miércoles, 17 de enero de 2018

MESA Y SILLAS COMEDOR





Los colores escogidos para pintar esta mesa y estas sillas están inspirados en la gama cromática del alegre y colorido estampado de flores de unas butacas que han servido de base para la decoración y renovación de unos muebles de herencia  totalmente actualizados. La tapicería de las sillas combina el estampado de las butacas y un verde en liso.
 Esta mesa y las seis sillas, dos butacas, una alacena, una lámpara y dos mesas auxiliares; son el mobiliario que hemos reformado para este salón-comedor.


Dos manos de imprimación multiusos, tres manos de pintura en color lino y una pátina de cera blanca como acabado, fueron los pasos que seguimos tanto en la mesa como en las sillas.














Quitamos la vieja tapicería de los asientos y la sustituimos por la nueva.






En los respaldos colocamos manta acrílica y sobre ella grapamos las telas, primero la parte delantera y a continuación la trasera.



 

Utilizamos un cartoncillo para ayudarnos a dar forma al respaldo.



Y cosimos los laterales para dar mayor consistencia, después de tensar y grapar en la parte inferior del respaldo.




El resultado un mobiliario totalmente actualizado en tonos alegres y desenfadados.






¡Feliz miércoles!





jueves, 7 de diciembre de 2017

CÓMODA Y MESITAS EN DECAPÉ




Este tipo de muebles de pino estuvieron muy en boga en los años 90, seguro que todos hemos tenido o aún tenemos alguno en nuestras casas y como suele suceder tanto en  decoración como en  moda  los objetos y la ropa pasan de la más absoluta actualidad a la perdida de  popularidad. Una forma de renovarlos y rejuvenecerlos es el decapé que a pesar de ser una técnica que lleva mucho tiempo  en el mundo del interiorismo sigue siendo tendencia. El efecto decapé nos permite actualizar un mueble de forma sencilla, darle un aspecto estilo shabby, renovarlo por completo transformándolo en una pieza diferente de apariencia delicada y aire romántico.





Cuando realizamos la técnica del  decapé no aplicamos imprimación y solemos utilizar pinturas a la tiza, porque  tienen buena adherencia y resultan más fáciles a la hora de desgastar. Un par de manos suelen ser suficientes, aunque desde nuestra experiencia podemos decir que la tercera mano deja un acabado mucho más unificado en cualquier tipo de pintura;  pero en este caso  con un par de manos de pintura a la tiza será suficiente, no queremos cubrir en exceso la madera para que después  al  desgastar nos resulte más sencillo que aparezca.






Con una lija, vamos  desgastando las aristas y las zonas de roce. Se puede retirar más o menos pintura, es cuestión de lo que más nos guste.



Como acabado utilizamos una pátina de betún de judea para darle un aspecto más envejecido.




 Un resultado estupendo para esta cómoda y estas dos mesitas de pino que se nos habían quedado un poco trasnochadas.


Al final decidieron suprimir la cajonera superior de la cómoda y darle otro uso, De cualquiera de las dos maneras está ideal.



Feliz jueves!